Usted es el visitante n°: 1310244
Seguinos en:
Nuestra historia
La antigua balsa del Paso Naranjito, en Saladas
La balsa que cruzaba el rio Santa Lucia en “Paso Naranjito” a principios del siglo pasado, conoce su historia en la nota


En el año 1944 durante la presidencia de Edelmiro J. Farrell,  la antigua balsita de madera que operaba en “Paso Naranjito” cedió su lugar a las tres  imponentes estructuras de hormigón armado (Puentes de sobre el Rio Santa Lucia en “Paso Naranjito”), que permitieron seguir cruzando el rio Santa Lucia sobre Km 20 de  la hoy ruta nacional Nº 118, de una manera rápida y segura.

NOTA: Paso Naranjito, Anguá y Arroyito  componen la cuarta sección del Departamento de Saladas, esta cuarta sección está bajo la jurisdicción del municipio cabecera  del Departamento: la ciudad de Saladas.

Los esteros del Santa Lucía mantienen una orientación noreste-sudoeste, la misma que presenta su continuación hidrológica: el río Santa Lucía propiamente dicho, nace a unos 14 km antes del puente sobre la ruta nacional 118, denominado “Paso Naranjito”.

El nombre de “Paso Naranjito”, no sabemos de donde proviene, pero aparentemente es muy antiguo, la primera referencia que encontramos sobre “Naranjito”, se basa en una investigación que dio forma al  libro “Historia de la trágica Batalla de Naranjito” de Alejandro Mauriño, batalla donde  correntinos patriotas  se enfrentaron a los correntinos paraguayistas en la batalla de Naranjito, ocurrida el 21 de septiembre de 1865. Podría presumirse este paso sobre le rio Santa Lucia tomo su nombre de tal batalla que tuvo lugar sobre el margen de la localidad de Tatacua, durante la ocupación paraguaya a Corrientes, o en otro caso la batalla  se nombró  así por presuntamente alguna planta de naranjo, utilizada de manera  referencial.

El primer nombre que recibió este curso de agua fue el de río de los mepenes, en alusión al pueblo mepén que vivía en la región. En 1615 el gobernador Hernandarias mandó edificar la reducción de Santa Lucía de los Astos  -de la cual tomó su actual nombre-, en las proximidades de la que actualmente es la ciudad de Goya.

Nelly Obregón en su libro “Cueva de Fuego. Historia de Tatacuá”, nos da la pista desde cuando existe el puente sobre el rio Santa Lucia de “Paso Naranjito” citamos un párrafo del libro de Nelly  Obregón:  “ …donde También percibimos la importancia del “Paso Naranjito”, como nodo de comunicaciones sobre el río Santa Lucía, franqueado con canoas y lanchones hasta que se tendió el primer puente en 1944, y el desafío que eran los 30 kilómetros hasta Saladas que a veces insumían dos días”, …la apreciación de Obregón se cumplió con creces, pues en la actualidad hacer 30km., insume de 30 a 40 minutos, claro en menos o más, dependiendo de la velocidad que se imprima.

Nuestros lectores, colaboran con Mi Saladas, con fotografías, relatos transmitidos de generaciones en generaciones etc., en esta caso la fotografía que nos impulsó a desentrañar esta trama de la historia saladeña, nos brindó gentilmente  la Sra. Ana María Villanueva, esta fotografía ilustrativa data del año 1941, cuando su padre y madre se disponían al cruce del cauce, para llegar a su lugar de trabajo, teniendo en cuenta que su señor padre era administrador de la estancia “Tatacua”,  entonces  propiedad de la familia Gotusso, ubicada sobre el margen este del rio Santa Lucia.

Pero el tema central del artículo, es la mítica balsita que opero hasta el año 1944, prestando el servicio de cruce del rio. Aquí comenzó otra investigación, ya basada en la transmisión oral  (obviamente con la subjetividad que pueda generarse).

La balsa era operada por un señor de apellido Galay, que residía en una casa aún en pie,  situada la intersección de calles Independencia y Alvear (frente al Cuartel de Bomberos Voluntarios de Saladas).

La balsa tenía capacidad para trasladar dos automóviles o un camión por cruce, pero siempre siguiendo la transmisión oral, dan cuenta que en aquella época un comercio de ramos generales de la familia  Portela  de la localidad de San Miguel, adquiría hasta dos vagones con harina que eran recibidas en el estación del Ferrocarril en el barrio Estación de Saladas, había oportunidades que este comerciante enviaba hasta veinte carros tirados por diez caballos, que sumados era 200 equinos, más 200 equinos de refresco, todos debían pasar el cauce en la basa que operaba Don Galay, una verdadera odisea.

Portela para agilizar el comercio, disponía de un depósito y oficinas en la calle Sarmiento al 800 de la ciudad de Saladas, donde tiempo después funciono  una panadería y luego de demolido este galpón, actualmente se construye un  amplio depósito de  reconocido  supermercado local.

El cruce del rio era por orden de llegada, que muchas veces desencadenaba fuertes discusiones, que el 29 de octubre de 1943, terminó de manera trágica, al suscitarse un intercambio de disparos entre Galay  y un joven de una conocida familia de la zona , el cual fue abatido por Galay.

Luego de la inauguración del puente, la balsa quedo abandonada sobre un margen del cauce, su “esqueleto”, era la atracción de niños de la época que acompañaban a sus mayores en días de pesca, recuerdan ancianos memoriosos.

Otro dato risueño y anecdótico, fue cuando en la década de 1960,  un lugareño y un residente de la ciudad de Saladas, creyendo estar ante la presencia de un tesoro (entierro en vocabulario popular) de la guerra del Paraguay, trabajaron dos meses excavando arduamente,  para finalmente encontrarse con lo que fuera el ancla de la balsa.

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR: Saladas: La Ruta ďJuan Bautista CabralĒ, su historia.
Sábado, 21 de octubre de 2017