Usted es el visitante n°: 1315038
Seguinos en:
Nuestra historia
Saladas: Orígenes del barrio Estación

 

OPINIÓN - Documentaciones contundentes no poseemos  sobre los orígenes del  populoso barrio “Estación”, solo las transmisiones de generaciones en generaciones, con esto y otros datos armamos este ensayo histórico, edificando una teoría histórica, (Definición de Teoría: Conjunto organizado de ideas que explican un fenómeno, deducidas a partir de la observación, la experiencia o el razonamiento lógico).

Con la inminente inauguración de la "Casa de la Historia de la Cultura de Bicentenario", en este barrio, nos impulsó a investigar sus orígenes, porque no puede ser que un espacio relacionado con la historia y la cultura del bicentenario, no tenga, por lo menos una idea de cómo nació el barrio donde está enclavado.

Existe una equivocada interpretación, de que este barrio nació con la llegada del ferrocarril y fue potenciada con la instalación del empaque de frutas  y luego planta de extracción de jugos y derivados cítricos, emprendimientos industriales  iniciados por los  hermanos Prospero y Carmelo Bovino y sus sucesores. Pero es cierto que le dio un impulso coyuntural notable al barrio , a la ciudad de Saladas y a toda la región.

El actual  barrio Estación de Saladas, se formó con población espontánea dedicada a ser una de las "postas" al sur de la ciudad de Corrientes, la posta (cambios de caballos y provisión  de vituallas del transporte de la época), la misma se ubicaba, donde hoy está el Club Hípico “Sargento Cabral”, Av. Juan Pujol y Pesoa de Figueroa, esta última calle, otrora unos de los  ingresos  a Saladas, según nos relatara el fallecido historiador saladeño don Ramón Julián Blanco, la casa (de la posta)  tuvo como últimos moradores  a la familia del  Sr. “Talo” Pérez, que para mayor argumentación, era la única casa de estilo colonial alejada del  casco céntrico de Saladas, edificación de similar estilo a las primeras casas coloniales  de la ciudad de Saladas, lo que refuerza esta  teoría, de que el asentamiento humano en el barrio Estación data de mucho antes de la llegada del  ferrocarril.

LA LLEGADA DE FERROCARRIL A SALADAS

Ramales

El ramal Monte Caseros - Corrientes, de 377 km, comprende las estaciones: Monte Caseros, Libertad, Acuña, Curuzú Cuatiá, Baibiene, Mariano Loza, Mercedes, Felipe Yofré, Chavarría, Mantilla, San Roque, Saladas, San Lorenzo, Empedrado, Manuel Derqui, El Sombrero, Corrientes (antigua), Puerto de Corrientes. La Estación Corrientes fue demolida durante las obras del Puente General Manuel Belgrano inaugurado en 1973 y se construyó una nueva unos 5 km antes, desactivándose el acceso ferroviario de 257 metros a un muelle.

En 1901 las estaciones de este ramal se llamaban: Monte Caseros, Libertad, Parada Acuña, Curuzú Cuatiá, Coronel Baibiene, Justino Solari, Mercedes, Felipe Yofre, Km 183, Isaac M. Chavarría, San Diego, San Roque, Saladas, Km 287, San Lorenzo, Empedrado, Manuel Derqui, Fábrica Argentina, Riachuelo, Corrientes, obviamente este emprendimiento dio impulso al crecimiento del barrio.

PINDAPOY

“Los hermanos Bovino comienzan su actividad societaria con la denominación “Carmelo y Próspero Bovino” en el período de sustitución de importaciones, caracterizado por el dinamismo de la industria manufacturera argentina. Los hermanos Bovino implementan la división de tareas en la Sociedad: Carmelo lleva a cabo la comercialización, distribución y relaciones de tipo empresarial en Buenos Aires; Próspero, en Concordia, se ocupa del proceso productivo. Realizan adquisiciones en Saladas (Corrientes) y en San José (Estación Pindapoy, departamento de Apóstoles, Misiones), productoras de pomelo y naranja Valencia. En Corrientes y Misiones la cosecha de cítricos comenzaba un mes antes que en Concordia y se prolongaba hasta diciembre”, expresa el informe académico de la  Universidad Nacional de La Plata  (UNLP).

Todo parecía florecer en Saladas, que paso de pueblo expulsor de habitantes a ser una localidad convocadora de habitantes, por las fuente de trabajo “en blanco”,  desconocido por la población, teniendo en cuenta, que antecedieron gobiernos conservadores que proporcionaban una “zona liberada”  al trabajo en negro, más eran parte de la explotación.

Pindapoy , dejo  herencias  “una de cal y una de arena” en la zona, luego de su cierre, la perdida de la cultura del trabajo agrícola minifundista, como la mano de obra calificada en trabajos rurales,  inmediatamente de un apogeo fugaz de la relación de dependencia, los despedidos trataron de sobrevivir, con sus indemnizaciones,  montando kioskos y otras actividades comerciales menores, pero como no estaban preparados para la actividad comercial, duraron poco, en su nueva actividad.

En cuanto a lo positivo, fue la gran cantidad de personas que obtuvieron  aportes previsionales para a través de una jubilación,  llevar una vejez digna, en un contexto nacional de total ausencia de políticas sociales.

 

Lunes, 06 de junio de 2016