Usted es el visitante n°: 1474059
Seguinos en:
Nuestra historia
Historia del “edificio Fiscal” de Saladas

El 16 de diciembre  del año 1928, bajo el mandato de Gobernador de la provincia de Corrientes de Benjamín Solano González (28 de diciembre de 1925 – 30 de noviembre de 1929), siendo Vicegobernador Erasmo Martínez, se procedió a inaugurar el “Edificio Fiscal”, en calle Lugones y 25 de Mayo, frente a la plaza Cabral de la ciudad de Saladas,  este edificio fue financiado con recursos de Rentas Generales. El mismo estuvo destinado en principios a albergar, las oficinas del Registro Civil, Juzgado de Paz e Impuestos Internos, Receptoría de Rentas  y Comisaria Departamental de Saladas.
Este edificio fue construido por el Sr: Enrique Pirchi,  el mismo que construyo varias casonas de este estilo arquitectónico en la ciudad de Saladas, por citar algunas, dos  que se hallan en calle 25 de Mayo al 700 (una parciamente modificada), el hoy Centro Cultural “Sargento Juan Bautista Cabral, otras en Cabral al 1200 y al 1000.
En la actualidad, funcionan en este denominado “edificio fiscal”, la Comisaria de Distrito Saladas, la Unidad Regional VII de la Policía de Corrientes y la Receptoría de Rentas de la Provincia de Corrientes.
El Registro Provincial de las Personas y  el Juzgado Civil y Comercial (luego de la transformación de los Juzgados de Paz en Civiles y Comerciales), estas dos reparticiones  públicas, hoy día no cuentan con edificios propios, al haberse reestructurado el funcionamiento del edificio adecuándolas a las necesidades del crecimiento poblacional, se mudaron a inmuebles particulares, que son alquilados por  el Estado Provincial  y  el Poder Judicial provincial, respectivamente, este edificio fue financiado con recursos de Rentas Generales.
Asimismo, ese 16 de diciembre  del año 1928, se inauguró el Balneario Municipal  de la laguna Soto, que se bautizó con el nombre de “Gobernador Benjamín S. González”, aún perduran el murallón, al que el colectivo popular bautizó como el “Murallón del Amor”, ya que era (…y lo sigue siendo) el punto de encuentro de enamorados, como también una caseta de mampostería y semienterradas las míticas pistas “redonda”  y “cuadrada”, asignadas cada una según la condición social de las personas, en el contexto de la  discriminación social, común en la época.

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA: Documentos obrantes en el Museo Histórico Nacional “Juan Bautista Cabral" de la ciudad de Saladas
Jueves, 31 de marzo de 2016