Usted es el visitante n°: 1146805
Seguinos en:
FUERA DE LA REALIDAD
Los menores de 18 años no podrán ir más a la escuela nocturna
 Benítez negó esa intención, pero la realidad es que en la práctica el resultado será el que temen los gremialistas. La funcionaria se escuda en el argumento de que las escuelas son de jóvenes y adultos, a los que encuadra en los 18 años o más. Por ende, la franja de adolescentes restante deberá adecuarse a los parámetros de funcionamiento de las escuelas comunes diurnas.
 
La Ministra de Educación Susana Benítez respaldó la iniciativa de excluir a los chicos de entre 14 y 18 años de las escuelas nocturnas. De esta manera, muchos chicos pobres que deben trabajar en horario diurno, quedarán imposibilitados de asistir a clases en el único horario en que pueden.
 Con un desconocimiento de la realidad social de la provincia, la encargada del área educativa  que está en plena campaña para ser candidata a diputada provincial, insistió con su intención de eliminar de las escuelas nocturnas primarias y secundarias, a los alumnos que no superen los 18 años.
La masa escolar de estas instituciones se compone en su mayor parte por chicos con casos de repitencia o abandono escolar en sus trayectorias, obligados  a concurrir a clases superponiendo su jornada laboral en muchos casos, con la que ayudan al sostenimiento familiar.

La mayor parte de estos alumnos proviene de sectores económicos de alta vulnerabilidad económica y social, y una medida de este extremo en la práctica, solo los volcaría a la imposibllidad de continuar su escolarización.
La medida amenaza con despoblar a las escuelas nocturnas de alumnos, y por ende afectará la continuidad laboral de docentes y el consiguiente cierre de escuelas, se quejaron desde el ámbito gremial.

Benítez negó esa intención, pero la realidad es que en la práctica el resultado será el que temen los gremialistas. La funcionaria se escuda en el argumento de que las escuelas son de jóvenes y adultos, a los que encuadra en los 18 años o más. Por ende, la franja de adolescentes restante deberá adecuarse a los parámetros de funcionamiento de las escuelas comunes diurnas.

De hecho, la medida amenaza con ser de cumplimiento imposible, más allá de lo social, teniendo en cuenta que alumnos de 17 años, no podrían convivir en un mismo espacio con menores de 12 o incluso 14, por razones madurativas y de integridad física de los más chicos, le contestaron docentes consultados sobre este proyecto, que quieren aplicar desde el Ministerio de Educación lo antes posible.

FUENTE: NORTE de CORRIENTES
Martes, 04 de julio de 2017