Usted es el visitante n°: 1310233
Seguinos en:
MANDARINA
El viernes habría novedades en la investigación por la nena muerta en Mburucuyá
Mandarina envenenada: El viernes habría novedades en la investigación por la nena muerta en Mburucuyá, que con­su­mió una man­da­ri­na pre­su­mi­ble­men­te con­ta­mi­na­da con fu­ra­dán


En el mar­co de la in­ves­ti­ga­ción por la muer­te de Ro­cío Pa­red, la ni­ña que con­su­mió una man­da­ri­na pre­su­mi­ble­men­te con­ta­mi­na­da con fu­ra­dán, se aguar­dan re­sul­ta­dos de pe­ri­cias cla­ves pa­ra la cau­sa.
 
La se­ma­na pa­sa­da, el fis­cal Os­val­do Oje­da di­jo que los re­sul­ta­dos de la au­top­sia que arro­ja­ron que la ni­ña mu­rió por con­su­mir el cí­tri­co en­ve­ne­na­do. El vier­nes, cuan­do se cum­plan 20 dí­as del fa­lle­ci­mien­to, se co­no­ce­rí­an los re­sul­ta­dos de es­tu­dios que se re­a­li­za­ron so­bre ele­men­tos se­cues­tra­dos.
 
En el alla­na­mien­to re­a­li­za­do ha­ce dos se­ma­nas en el gal­pón de los pro­pie­ta­rios del cam­po de man­da­ri­nas en­con­tra­ron un ca­nas­to, en­va­ses de pes­ti­ci­das y cí­tri­cos. “No­so­tros es­pe­ra­mos por las pe­ri­cias que se re­a­li­za­ron a los ele­men­tos se­cues­tra­dos pa­ra sa­ber qué ti­po de ve­ne­no te­ní­an las co­sas”, di­jo a épo­ca Fran­cis­co Pi­sa­re­llo, abo­ga­do de la fa­mi­lia de la me­nor.
 
La se­ma­na pa­sa­da, los fa­mi­lia­res de Ro­cío de­nun­cia­ron a los pro­pie­ta­rios del cam­po por en­cu­bri­mien­to, ya que de­tec­ta­ron al­gu­nos cam­bios en la quin­ta don­de se en­cuen­tran las plan­ta­cio­nes de man­da­ri­nas. Has­ta el mo­men­to de­cla­ra­ron los co­se­cha­do­res del cam­po, ade­más del ca­pa­taz y uno de los in­ge­nie­ros.
 
La in­ves­ti­ga­ción con­ti­núa y has­ta el mo­men­to no hay im­pu­ta­dos. La Fis­ca­lía apun­ta­ría a los in­ge­nie­ros que se en­cuen­tran a car­go del man­te­ni­mien­to del cam­po. Por su par­te, la que­re­lla aguar­da­rá los re­sul­ta­dos de la pe­ri­cia pa­ra ha­cer la de­man­da ci­vil.
 
Fu­ra­dán, el ele­men­to en­con­tra­do en el cuer­po de la me­nor, es un pes­ti­ci­da pro­hi­bi­do por su al­to ni­vel de to­xi­ci­dad. Ci­tri­cul­to­res acla­ra­ron que no es un ele­men­to uti­li­za­do por los pro­duc­to­res.
 
El ca­so
 
Se­gún las de­cla­ra­cio­nes que se en­cuen­tran en la cau­sa, el sá­ba­do 9 de sep­tiem­bre la ni­ña jun­to a su so­bri­no se di­ri­gía a ca­te­cis­mo, en la puer­ta de la fin­ca en­con­tra­ron una man­da­ri­na y com­par­tie­ron la fru­ta.
 
La me­nor con­su­mió la man­da­ri­na, se des­com­pen­só y lue­go fa­lle­ció, en cam­bio el ne­ne in­gi­rió el cí­tri­co, tu­vo náu­se­as y se pu­do sal­var.

FUENTE: DIARIO ÉPOCA
Miercoles, 27 de septiembre de 2017